La extraña enfermedad se ha detectado en los últimos diez días en doce países, pero cuyo foco y ruta de contagio todavía no ha podido establecerse

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo hoy que hay que esperar que sigan apareciendo casos de viruela del mono, una enfermedad que se ha detectado en los últimos diez días en doce países, pero cuyo foco y ruta de contagio todavía no ha podido establecerse.

“La situación está evolucionando de tal modo que la OMS cree que habrá más casos de viruela de mono que se identifiquen a medida que la vigilancia se extiende en países que no son endémicos”, señaló la organización en una nota epidemiológica.

Hasta ahora se han confirmado 92 casos y hay 28 sospechosos.

La información actual indica que los que están más en riesgo de contagio son aquellos que tienen contacto físico cercano con alguien infectado y con síntomas.

De los casos reportados no se ha podido establecer que alguno de los afectados haya estado en alguna zona endémica de esta enfermedad y la enfermedad se ha identificado principalmente (aunque no exclusivamente) entre hombres que tienen sexo con otros hombres.

“La identificación de casos confirmados o sospechosos sin vínculos de viajes a áreas endémicas es un hecho.

La OMS indicó que está trabajando en directivas para proteger a los trabajadores sanitarios de primera línea y a otros empleados de la sanidad que pueden estar más expuestos que otros, como los que se ocupan de tareas de limpieza.

La secuencia genómica obtenida del hisopado de un caso en Portugal ha revelado una similitud con el virus de la viruela exportado de Nigeria y que causó brotes en el Reino Unido, Israel y Singapur entre 2018 y 2019.

La viruela del mono es una zoonosis (virus transmitido a los humanos por animales) y sus síntomas son similares a los que se veían en el pasado entre los pacientes con viruela, aunque con menos severidad.

La OMS anunció que está elaborando nuevas orientaciones para los países sobre cómo mitigar la propagación de la viruela del mono, ante la preocupación de que los casos puedan aumentar en los meses de verano, dijo a Reuters uno de los principales asesores de la agencia de la ONU.

El supuesto del trabajo de la OMS, basada en los casos identificados hasta ahora, es que el brote está siendo impulsado por el contacto sexual, dijo David Heymann, presidente del Grupo Asesor Estratégico y Técnico de la OMS sobre Peligros Infecciosos con Potencial Pandémico y Epidémico.

La reunión de la OMS se convocó “por la urgencia de la situación”, dijo. El comité no es el grupo que sugeriría declarar una emergencia de salud pública de interés internacional, la forma más alta de alerta de la OMS, que actualmente se aplica a la pandemia de COVID-19.

En su lugar, Heymann dijo que el comité internacional de expertos, que se reunió por videoconferencia, revisó lo que había que estudiar sobre el brote y cómo comunicarlo al público, incluyendo si hay alguna propagación asintomática, quiénes están en mayor riesgo y cuáles son las diversas vías de transmisión.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí