Es una enfermedad que se caracteriza por la inflamación de los pulmones que reduce la capacidad respiratoria.

El 85% de los casos de EPOC se producen por el cigarrillo, “quiere decir Enfermedad pulmonar obstructiva crónica. Es una enfermedad muy frecuente que afecta a gran parte de la población del mundo y está relacionada, principalmente con el hábito de fumar. El humo del cigarrillo produce cambios estructurales en los pulmones, es decir, se rompe alguno de los elementos del pulmón que facilitan la respiración”, explicó el doctor Eduardo Giner, en diálogo con “Contacto Informativo”.

Como consecuencia, la enfermedad, “lleva a una dificultad progresiva para el intercambio gaseoso, entre el aire que inhalamos y la sangre y el pasaje del oxígeno. Esto se dificulta con el tiempo hasta llegar a extremos como invalidez y la muerte. Los tratamientos que tenemos tienden mejorara la capacidad respiratoria, a mejorar la calidad de vida de los enfermos y a disminuir la mortalidad por esta enfermedad, pero no existe una cura definitiva”, destacó.

De esta manera, “hoy en día con todos estos tratamientos, los pacientes pueden hacer una vida muy cercana a la normal. Todos los fumadores son potencialmente candidatos a tener EPOC. El diagnóstico es sencillo, se realiza un estudio “espirometría”. Se hace en el consultorio donde a través de un pequeño aparato computado y el paciente sopla”.

Para finalizar, el especialista, comentó, “el tabaquismo es una adicción y como tal, es un enorme esfuerzo abandonar esa adicción. Nadie discute que debe ser combatido y tratar de terminar con su consumo. La única cura es no aprender a fumar. Hay que tratar de que los jóvenes y niños nunca aprendan para que nunca sean adictos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí