Ubicada en pleno corazón de La Consulta, esta institución realizó meses atrás una campaña de recolección de instrumentos musicales y de otro tipo para que sus alumnos tengan para practicar en sus hogares, ya que no podían tomar clases en el lugar desde el inicio de la pandemia por coronavirus. Esa cruzada derivó en que la sociedad donara muchos elementos para el funcionamiento de esta escuela y para lograr el objetivo que, finalmente, fue alcanzado: hoy la institución educativa ha llegado a más alumnos, sobre todo de lugares alejados del centro, quienes están tomando clases desde sus casas.

«Estos instrumentos eran para prestárselos a los alumnos para que puedan realizar las actividades hasta que culmine el periodo de clases. Esta fue la primer tanda porque ahora viene otra, donde se siguen recolectando instrumentos . En la primera oportunidad, llegaron 10 guitarras, un teclado, 2 violines, algunas flautas y un arpa, el cual fue donado  a una escuela artística de Malargüe que es uno de los sitios donde se enseña ese instrumento en la provincia», apuntó Adriana Saua, directora de la escuela artística «Niños Cantores»de La Consulta, quien agregó que los instrumentos han sido entregados, mediante actas, a los alumnos que están más alejados de esta institución y que continúa la entrega a otros estudiantes más.

Este hecho ha producido, según Saua, que haya aumentado la cantidad de alumnos que están tomando clases en esta escuela artística sancarlina durante la pandemia. «Esto es un orgullo y una felicidad total. Por dar un ejemplo, llevamos una guitarra a un niño que vive muy alejado de aquí, en el medio del campo. Cuando llegamos, él estaba jugando y no podía creer que llegara su instrumento. Su felicidad y también la de la mamá de ese niño, que se enteró por una nota que Canal 8 nos había hecho y nos llamó para comunicarnos que su hijo necesitaba un instrumento para continuar con sus prácticas. Esto fue muy gratificante para el niño, porque vio que iba a poder continuar con sus clases».

En cuanto al presente, la docente apuntó que muchos padres se comunican con ellos para apoyarlos y agradecer a la institución de que  en este contexto de pandemia sigan brindando clases a su s hijos . «Agradecen que mientras todo esto pasa, con este caos y tantos miedos, sus hijos están en sus casas pintando, haciendo actividades con arcilla, otros están practicando flauta, ahora tocando guitarra  o teclado los que no podían», culminó Saua.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here