Se pintarán este sábado.

Las víctimas por accidente vial en San Carlos, que perdieron la vida en el mes de octubre en el departamento, finalmente tendrán su estrella amarilla para concientizar.

Ángel Kruk, padre de los niños fallecidos en el accidente de la Costanera en el año 2018, impulsa desde hace un tiempo, “Prohibido olvidar conciencia vial”, “a partir del homicidio de Agustín y Abril. Esta campaña de conciencia vial es para el Valle de Uco y toda la provincia en general. En Mendoza, no existía una ley que regulara la cantidad de alcohol que se pudiera consumir o no. Después del accidente de mis hijos, empezamos a hablar de tolerancia cero”, manifestó en diálogo con “A Media Mañana”.

“Este sábado a las 10 de la mañana vamos a estar pintando las estrellas por las 3 mujeres que murieron en el accidente de Eugenio Bustos. Estrellas amarillas trata de visibilizar que donde hay una estrella hubo una víctima”.

Por otro lado, el hombre detalló, “toda persona que va a manejar sabe que no puede tomar porque los reflejos no son los mismos, no se está consciente. Con el 0.5 no andamos bien. Los abogados defensores de los homicidas cambian la caratula a homicidio culposo, y eso es lo que no queremos”.

“La Ley Kruk va a decir que todo aquel que mata alcoholizado al volante, la caratula sea irrefutable, Homicidio simple con dolo eventual con una pena de 8 a 25 años en prisión. La intención de matar es la misma”, agregó.  

El hecho en San Carlos

Fue durante la tarde noche del lunes 19 de octubre Mariana y Romina salieron en bicicleta, junto a sus dos hijos y sus dos hijas, respectivamente, por calle San Martín.

Las mujeres jamás esperaron que se iban a encontrar con el peligro cara a cara en la tranquila calle de Eugenio Bustos. Alrededor de las 20, cuando iban en dirección al sur, fueron sorpresivamente impactadas desde atrás por un Peugeot 206, que conducía un joven.

El rodado impactó a las dos mujeres y a la niña, mientras que los otros tres menores, que se habían adelantado algunos metros, advirtieron el paso alocado del conductor y alcanzaron a correrse hacia un costado del camino.

Acto seguido, el conductor freno el vehículo a los pocos metros, descendió y corrió hacia una finca aledaña, perdiéndose entre medio de las viñas. Después de que llegaron los primeros efectivos al lugar, se inició una intensa búsqueda.

Cerca de las 23, uniformados lograron atraparlo en su domicilio de calles Libertad y Saldeña, en el distrito de Tres Esquinas