A través de una iniciativa de la comuna y un grupo de vecinos, en San Carlos se confeccionan tapabocas que luego son destinadas a familias de zonas rurales del departamento.

En cuenta personal de la red Facebook, el propio intendente Rolando Scanio dio las gracias a los vecinos que colaboran en este proyecto que tiene como finalidad llegar a cada rincón de San Carlos para entregar este elemento de uso obligatorio en toda la provincia,

“Queremos cuidarte y sabemos que si nos ayudamos entre todos es mejor. Por eso, gracias al trabajo conjunto entre el municipio, que aportó los materiales y a costureros solidarios que los confeccionan, hoy podemos llegar a las familias de zonas rurales con este elemento de protección tan necesario”, publicó el jefe comunal sancarlino en su cuenta de la red social.