En diálogo con Canal 8 Valle de Uco, el vicedirector del Hospital Regional Antonio J. Scaravelli, Luis López, dio la buena noticia.

Mientras continúan las atenciones planificadas de COVID-19, se retoma casi la totalidad de los servicios. Durante los más de dos meses de trabajo abocado a la atención de la pandemia, el Scaravelli mantuvo gran parte de los servicios y se produjeron casi cuatro nacimientos por día.

A partir de los buenos resultados epidemiológicos que venimos obteniendo, gracias al buen comportamiento de la comunidad del Valle de Uco y a las acciones del Gobierno provincial, el Hospital Scaravelli ha comenzado a restablecer servicios”, informó López.

Es de destacar que, a partir de la segunda semana de junio, el Hospital Antonio J. Scaravelli restablece el servicio de cirugía programada y continúa con las especialidades de diabetología, cardiología, neurología, salud mental, servicios de maternidad y nacimientos, control de embarazos, traumatología, hematología y todos los servicios de estudios complementarios, como análisis clínicos, ecografías, radiografías y demás.

No obstante, continúan suspendidos los consultorios de clínica médica y controles de pediatría, debido a que la sección del hospital -donde están los consultorios- fue preparada, acondicionada y aislada para la creación del “hospital respiratorio”, una unidad específica para la atención de pacientes sospechosos y enfermos de COVID-19.

Quisiera informar que en más de dos meses de atención por COVID-19, el equipo de profesionales del Hospital Scaravelli ha realizado un gran trabajo, manteniendo especialidades y ayudando en todo lo que se ha necesitado. Por ejemplo, entre marzo, abril y mayo hemos teniendo 328 nacimientos, en promedio casi cuatro por día. Y casi 50 de los recién nacidos han pasado por la neonatología”, explicó López.

En otro orden, pero de gran importancia, López señalo que en estos meses también se amplió la Terapia Intensiva y se pasó a contar con nueve camas completamente equipadas.