También aumentaron las consultas.

La pandemia ha visibilizado la situación de violencia de género que padecen gran cantidad de mujeres en el Valle de Uco. La Jefa de Derechos Humanos del municipio de Tunuyán, Gabriela Graneros, destacó, “esto de quedarnos en casa, a nosotros nos preocupa la situación de violencia de género. Hace que en muchos casos las víctimas convivan con sus agresores y se imposibilite el pedido de ayuda”.

Por otro lado, “tenemos toda un área para apoyarlas, también el 911, el 144, también el 2622221132, para seguir acompañando con ayuda psicológica y legal”, aseguró. De este modo, “estas mujeres pueden pedir asesoramiento, pueden hacerlo a través del teléfono o de manera presencial con turno previo”.

“Tenemos un aumento, de más de 70% de casos, esto va en aumento. Lo estamos viendo en el departamento, desbordados por la situación”, comentó.

Tunuyán comenzará a realizar los talleres en el área de la mujer, siendo una herramienta para las mujeres, será un espacio de escucha, “si esa mujer necesita ayuda va a poder contactarse  con  la profesora”, dijo Granero.