Así lo advierte la Organización Mundial de la Salud.

Debido a los grandes esfuerzos que están realizando los países de todo  el mundo para combatir coronavirus, desde la Organización Mundial de la Salud, se advirtió que a finales del 2020 la situación podría ser muy critica y terminar todo en una hambruna mundial.

Si bien la Organización Mundial de la Salud, que depende de Naciones Unidas, sostiene que hay que mantener directrices estrictas para combatir la propagación de COVID-19, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) aseguró que dichas medidas conducirán a un aumento de la pobreza y el hambre en el mundo.

Según la OMS, la pandemia del COVID – 19 arrastraría a más de 130 millones de personas de todo el mundo a una verdadera pandemia contra el hambre. Además aseguró que más de 500 millones de personas podrían caer en la injusticia social de la pobreza.

Los países de África y América Latina, podrían ser los principales afectados debido a la economía que presentan en la actualidad.

Por último desde la propia OMS, se pidió responsabilidad a cada uno de los habitantes del planeta y sobretodo de los países que ya están padeciendo las consecuencias del virus para evitar que el virus se siga propagando día a día.