Habrá que analizar la letra chica.

Las nuevas restricciones dispuestas por el Gobierno nacional con el objetivo de frenar la segunda ola de contagios de coronavirus comenzaron a regir desde este viernes en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y uno de los sectores más perjudicados por las nuevas medidas será el gastronómico, ya que deberá cumplir ciertos requisitos que no se habían anunciado previamente.

Durante el día de ayer, el Gobierno provincial de Mendoza, detalló que la provincia no adhiere y que seguirán vigentes las restricciones ya impuestas con anterioridad.

Pero ahora, el decreto señala en su texto lo siguiente: “Estas medidas resultan de aplicación, salvo que el presente decreto o las disposiciones focalizadas y transitorias que hayan adoptado o adopten en lo sucesivo los Gobernadores y las Gobernadoras de Provincias y el Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, dispongan una restricción mayor”, dice el agregado al artículo 14 que dispuso el Gobierno nacional. Nuevamente Mendoza tendrá que analizar la letra chica, para determinar si alcanza al territorio.

Qué dice el decreto que hasta el momento  solo fija restricciones para el AMBA

Suspende:

– Centros comerciales y shoppings.

– Todas las actividades deportivas, recreativas, sociales, culturales y religiosas que se realizan en ámbitos cerrados.

– Locales comerciales, salvo las excepciones previstas en el artículo 20 del decreto, entre las 19 y las 6 del día siguiente.

– Locales gastronómicos (restaurantes, bares, etc.), entre las 19 y las 6 del día siguiente, salvo en las modalidades de reparto a domicilio y para retirar en el establecimiento en locales de cercanía.

Aclara además que en el horario entre las 6 y las 19, los locales gastronómicos “solo podrán atender a sus clientes y clientas en espacios habilitados al aire libre”. La restricción para circular en el AMBA regirá desde las 20 hasta las 6 horas del día siguiente.