Esta mañana informábamos cómo la Policía de Investigaciones de San Carlos (Ver nota)  logró desactivar que dos mujeres cobraran un rescate por el falso secuestro de un menor.

En horas de esta tarde se confirmó la identidad de las “secuestradoras”, tratándose de Karina Bardazza quien, increíblemente, estaba acompañada de su hija de 15 años, al momento de su detención, y que además se presume que tuvo un papel fundamental en el intento del ilícito.

La imagen puede contener: una persona

Ocurre que se presume que la jovencita conocía de alguna manera al joven que simulaban haber secuestrado, y por esta razón tenía acceso al número de celular de su madre, una señora de San Carlos. Pero además, sabía que el joven estaba en el Gran Mendoza, y por esta razón no tenía comunicación inmediata con su madre.

A las 21.20 de ayer domingo, los hechos se iniciaron con una mujer de 44 años domiciliada en calle 9 de Julio de La Consulta, en San Carlos, que informó a la Comisaría 41ª que una persona no identificada, se había comunicado con ella minutos antes, y le dijo que había secuestrado a su hijo de la casa donde vivía, ubicada sobre el Pasaje Alsina de la Capital provincial.

Entró en juego inmediatamente personal de la Policía en un operativo articulado con sus colegas de Las Heras, lo que permitió que horas después se estableciera que era un caso de estafa o extorsión virtual, al comprobar que el hijo de la mujer se encontraba en perfecto estado de salud en la casa de su prima, en un domicilio de calle Mitre también de Ciudad.

Los policías, haciéndose pasar por familiares,  acordaron el pago de 32 mil pesos mediante mensajes de texto y acordaron que la entrega fuera en la zona de calles 9 de Julio y Cacheuta de Las Heras.

Las dos mujeres detenidas, madre e hija de 37 y 15 años, respectivamente, son oriundas de este departamento, y habían conseguido el celular de la mujer sancarlina porque conocían a su hijo y decidieron inventar una historia con el único fin de obtener un rédito económico.

La mujer mayor capturada fue identificada Karina Elizabeth Bardazza, con dirección en calle Sáenz Peña sin número.

La mujer era conocida por la Policía por un asesinato perpetrado en octubre del 2014 y que tuvo como víctima a su pareja en la Villa Güemes; y quedó imputada y detenida.

Su hija adolescente también quedó a disposición de la Justicia pero, al ser inimputable, se iba a definir su situación en las próximas horas, detallaron las fuentes judiciales.