La mujer residía en Tunuyán.

Este miércoles, la Justicia dictó prisión preventiva a Fernando Ariel Figueroa, único acusado por doble crimen de Cristian Fernando Ivars y su novia Adela Raquel Rodríguez, ocurrido a mediados de abril en Uspallata.

Al sujeto se le impuso la medida de coerción por la que continuará en la cárcel y también ratificó la imputación por dos hechos de homicidio agravado por la alevosía. Por lo que arriesga perpetua en caso de llegar a juicio.

El caso

Adela residía en el departamento de Tunuyán y había viajado en compañía de su novio a compartir una cena en alta montaña, junto al acusado y su pareja. El violento hecho de sangre, ocurrió el pasado 16 de abril, cuando un camionero halló a Ivars y Rodríguez tendidos a la vera del corredor internacional, cerca del túnel 3.

Los dos, presentaban heridas de consideración por lo que el chofer dio aviso a personal de la Gendarmería Nacional que se encontraba trabajando en esa zona montañosa.

Cuando los gendarmes llegaron a la escena, constataron que el hombre estaba golpeado, pero se mantenía con vida. Mientras que la mujer había fallecido, producto del ataque de Figueroa.

Esto producto de su estado de ebriedad, que habría causado discusiones entre él y la pareja. Por lo que el conductor frenó el auto. Luego, Ivars y Rodríguez quedaron a la vera de la ruta, mientras que el acusado y su pareja continuaron su camino. Aunque volvió para atropellarlos y se dio a la fuga, según consta en el expediente.