El director general de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud, Mike Ryan, admitió que el virus podría pasar a ser endémico.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió hoy que el nuevo coronavirus puede convertirse en un virus endémico y, por lo tanto, no irse nunca y almismo tiempo aseguró que esta pandemia podría retroceder la esperanza de vida

A cinco meses desde que la enfermedad comenzara a circular entre los seres humanos, primero en China y luego en el resto del mundo, el director general de Emergencias Sanitarias de la OMS, Mike Ryan, reconoció que el coronavirus puede quedarse, como tantos otros virus, como el del sarampión o el VIH.

Asimismo, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, señaló a través de un comunicado que los avances de la ciencia registrados desde principios de este siglo que extendieron la esperanza de vida de los seres humanos en un promedio de 5,5 años podrían retroceder por la pandemia del coronavirus.

«Puede convertirse en otro virus endémico en nuestras comunidades y estos virus pueden no irse nunca», declaró Ryan en una teleconferencia de prensa.

Sin embargo, Ryan señaló la dificultad para proyectar cuánto tiempo circulará de la forma en que lo hace ahora, sobre todo porque los estudios que se están haciendo en varios países revelan que el porcentaje de la población infectada es relativamente bajo.

Ryan sostuvo que la esperanza de una vacuna rápida es todavía incierta y para que se convierta en una verdadera alternativa para eliminar el coronavirus debería ser altamente eficaz, estar disponible para todos los que la necesiten en todo el mundo y, en último lugar, ser utilizada masivamente, informó la agencia de noticias EFE.

La OMS subrayó además que en más del 40% de los países del planeta hay menos de 10 médicos por cada 10.000 personas, y que en un mundo donde la cobertura gratuita universal es aún una utopía, unos 1.000 millones de personas gastan al año al menos un 10% de sus ingresos en cuidados médicos.