El Senado dio media sanción este martes al proyecto de ley que elimina la equiparación de sueldos con los de los magistrados, medida que afecta a menos de 15 funcionarios judiciales que cobran entre 200 mil y 405 mil pesos por mes, de un universo total aproximado de 80.

Ahora mismo, se discute artículo por artículo.

Con 22 votos a favor y 16 en contra, la Cámara alta aprobó la iniciativa que ahora pasará a Diputados para su tratamiento.

Desde la oposición votaron en contra del nuevo texto y llamaron «cobarde» al gobernador Rodolfo Suarez por haber avalado los cambios. Fuertes cruces entre senadores y denuncias cruzadas.

El proyecto surgió en marzo, cuando el gobernador Rodolfo Suarez lo envió a la Legislatura para terminar con las «asimetrías», luego de que se diera a conocer el caso de Elizabeth María Carbajal, secretaria privada del presidente de la Corte, Jorge Nanclares, quien por ser equiparada a magistrada, cobraba aproximadamente 406 mil pesos mensuales.

Me llama la atención qué sucedió en el camino, que ha hecho que el Gobernador, de tomar la decisión de ir por los 80 equiparados, como denunciaba ya el año pasado el Poder Ejecutivo en la Justicia, vaya en este proyecto que se trata hoy, por tan solo 10 o 12”, cuestionó Lucas Ilardo, jefe de Bloque del Frente de Todos.

El tratamiento se vio demorado por la presión de los miembros de la Corte, ya que tienen a varios de sus empleados con ese beneficio, según trascendió desde el Poder Judicial.

El proyecto apunta contra los altos salarios en los distintos organismos del Estado, estableciendo que “ninguna norma o disposición podrá equiparar retribuciones por funciones y/o tareas distintas a las efectivamente prestadas por funcionario, empleado contratado, bajo cualquier modalidad”.

Ahora resta la aprobación de Diputados, con lo que luego de eso se daría un plazo de 30 días desde la publicación de la ley para adecuar todas las situaciones y se deberán suprimir los cargos equiparados a magistrados.

En este sentido el senador Bartolomé Robles pidió detalles sobre modificaciones que se introdujeron en el proyecto. “Lo que se pretende aprobar no es equidad, ni solidaridad sino simplemente una Ley que beneficia a algunos y perjudica a otros”, afirmó.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here