El Gobernador Rodolfo Suarez, y los ministros Ana María Nadal, de Salud, y Enrique Vaquié, de Economía; dialogaron con periodistas sobre la situación de Mendoza frente a la pandemia.

En la conferencia, en la que participaron también el titular de la Dirección General de Escuelas José Thomas y el secretario de Servicios Públicos Natalio Mema, se dieron algunas precisiones respecto de diversos temas.

Suarez reconoció un caso muy sospechoso de coronavirus en el territorio provincial.  «Estamos esperando los resultados del Malbrán. Ellos son los que confirman los casos y este es sumamente sospechoso de ser positivo», señalo al respecto la ministra de Salud,

El Gobernador agradeció a quienes están respetando la cuarentena y subrayo que la mejor manera de ayudar al resto que aún tiene que seguir cumpliendo funciones esenciales para el funcionamiento de la provincia.

«Con la salvedad de quienes están yendo de forma masiva a los supermercados. Eso lo tenemos que corregir entre todos. Van a poder seguir comprando normalmente, no hace falta stockearse. Es innecesario. El horario de los supermercados serán los mismos de siempre. No hay desabastecimiento. No es necesario hacer esas colas, ahí si nos ponemos en riesgo», remarcó.

Aseguró que esas personas no están infringiendo el decreto, porque está permitido ir a comprar, pero pidió que no vayan todos juntos. Lo que sí está prohibido es circular sin causas por la calle.

Suarez aseguró que se está haciendo una fuerte inversión en respiradores, termómetros, camas «y todo lo necesario para estar preparados».

Por otro lado, afirmó que hoy llegaron tres aviones con argentinos que estaban varados en el exterior y aseguró que el gobierno se encargó del traslado de cada uno de ellos a sus casas. Además, la Policía de Mendoza vigilará cada hogar para comprobar que cumplan la cuarentena. «Hoy en la tarde llegan los últimos tres micros», indico.

«Los que tengan conocimiento de alguien que viole la cuarentena los nombres son el 148 y 911. El 0800 es para consultas de salud y no para las denuncias. Porque si no, se colapsa», finalizo el mandatario.

Enrique Vaquié, por su parte, confirmó que las bodegas seguirán abiertas y la cosecha de uva continuará, pero cumpliendo un protocolo de seguridad. El mismo consiste en que los cosechadores usen guantes, no compartan tijera, y no sea más de un cosechador por hilera. Otra medida es respetar distintos horarios de almuerzo para evitar que todos los trabajadores se junten en el comedor y no permiten más de un individuo por camión y por tractor.

El secretario de Servicios Públicos Natalio Mema confirmó que los delivery seguirán circulando libremente y dijo que «es recomendable que todos los negocios gastronómicos los tengan a disposición para evitar ciudadanos saliendo en busca de comida».

Finalmente, Ana María Nadal, Ministra de Salud, confirmó que se están haciendo todas las gestiones para que la próxima semana sea el Gobierno provincial quien pueda hacer los análisis y confirmar casos positivos que puedan aparecer.

También aseguró que «el sistema de salud suspenderá los controles de salud que no constituyan casos de emergencia para concentrarse en las urgencias de enfermedades respiratorias como puede ser el coronavirus».

 

En otro orden, y a nivel nacional, el Ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, dijo hoy que espera el pico de infectados de coronavirus para fines de abril o principios de mayo y señaló que una proyección matemática indica que podrían ser 250.000 los casos registrados este año. González García explicó que muchos de los que tienen el virus ni siquiera se dan cuenta. Y de los que sí se dan cuenta y se les comprueba la enfermedad, el 80% no necesita internación y puede sobrellevar la situación de forma en aislamiento total en su domicilio.

«De los que sí necesitan internación, solo el 5% puede tener una patología grave y de ese porcentaje, solo algunos, muy pocos, tienen consecuencias fatales»