Ocurrió en la capital mendocina.

Durante la tarde de ayer, dos hombre simularon ser clientes en una concesionaria donde se escaparon con uno de los vehículos exhibidos.

Ocurrió cuando cerca de las 18.30 dos sujetos llegaron al local de la calle Ituzaingó al 3000. Al ser atendidos, preguntaron por el precio y las características de uno de los autos.

El hecho se dio cuando el empleado les explicaba los planes de financiación, los supuestos clientes sacaron de entre sus ropas un arma de fuego con la que lo amenazaron.

Luego lo llevaron al final del salón y lo ataron. Los ladrones escaparon con la billetera del trabajador y un Peugeot 408.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here