Por estas horas, Joe Biden está dando una señal de una postura occidental más rígida en el enfrentamiento con Rusia, apilando la presión diseñada para disuadir a Vladimir Putin de invadir Ucrania en una estrategia que, sin embargo, corre el riesgo de acelerar un peligroso ciclo de escalada.

Los países de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) reforzaron la capacidad de defensa del flanco este de Europa, con el envío de aviones y navíos para contrarrestar la acumulación de tropas de Rusia en la frontera con Ucrania, anunció la institución este lunes.

«La OTAN seguirá tomando todas las medidas necesarias para proteger y defender a todos los Aliados, incluso reforzando la parte oriental de la Alianza», dijo en un comunicado.

La OTAN destacó que España «está enviando barcos para unirse a las fuerzas navales de la OTAN y está considerando enviar aviones de combate a Bulgaria», entre otras iniciativas.

«Dinamarca enviará una fragata al Mar Báltico y desplegará cuatro aviones de combate F-16 en Lituania en apoyo de la misión de vigilancia aérea de la OTAN en la región», apuntó la alianza militar.

Igualmente, señaló que Francia «ha expresado su disposición a enviar tropas a Rumanía bajo el mando de la OTAN».

En tanto, los Países Bajos enviarán «dos aviones de combate F-35 a Bulgaria a partir de abril para apoyar las actividades de vigilancia aérea de la OTAN en la región, y pondrán un barco y unidades terrestres en espera para la Fuerza de Respuesta de la OTAN».

El principal aliado, Estados Unidos «también ha dejado claro que se plantea aumentar su presencia militar en la zona este de la alianza», destacó el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg,.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí