Miles de fanáticos del Gli Azzurri se juntaron en las afueras del estadio, en la previa del encuentro en el que Napoli derrotó por 2 a 0 a HNK Rijeka, de Croacia, por la cuarta fecha de la ronda de grupos de la Europa League.

Una de las grandes paradojas es que Napoli tenía que jugar su partido del grupo F de la misma competencia internacional que el equipo ganó en 1989 con Diego en el equipo.

Antes del comienzo del partido, la voz del estadio hizo sonar su garganta como si las tribunas explotaran de gente. Banderas con su cara y con su icónico número 10 brindaron una escenografía emocionante entre las butacas desocupadas. Minutos más tarde, los futbolistas del equipo local ingresaron al campo de juego, en fila y con la particularidad de que todos llevaban puesta la camiseta número 10 y con el apellido MARADONA.

La triste imagen fue la de un estadio San Paolo vacío sin su fervorosa gente, pero la novedad es que, a partir de este viernes comenzará a llamarse Diego Armando Maradona. Así lo dispuso el alcalde Luigi de Magistris al recibir este miércoles por la tarde a la cónsul de la Argentina en Roma, Ana Tito, que viajó desde allí para compartir la tristeza que une a los dos pueblos por la muerte de Maradona. Además cuando quede superada la emergencia por el coronavirus, se organizará, junto a las autoridades diplomáticas de la Argentina, un gran homenaje al número 10.

Aunque no se puede salir a la calle debido a la situación que atraviesa la ciudad por la segunda ola de Covid-19, todos lo hicieron igual. Las autoridades entienden la magnitud de la pérdida de su máximo ídolo. Con bengalas y cánticos a Maradona, lo recuerdan con muchísima emoción y respeto. Gente de todas las generaciones se reunieron en las afueras del estadio y también formaron una especie de santuario sobre las vallas que separan la calle de la cancha con miles de fotos, velas, bufandas, banderas, flores y un sinfín de recuerdos de Maradona.

El minuto de silencio también formó parte del homenaje. La pantalla gigante mostró la imagen de Diego con la camiseta de Napoli y todos los futbolistas se abrazaban en una parte del círculo central. Mismo respeto por parte de los jugadores croatas. Desde afuera se escuchaba con muchísima claridad el grito de «¡DIEGOOO! ¡DIEGOOOO!» por parte de la multitud que se acercó hacia el estadio para expresar su tristeza, pero a su vez, su alegría por haber despedido a su máximo ídolo.

También, en México, conmemoraron a Diego Maradona, con un emotivo mensaje en el arco del Estadio Azteca, donde el astro del fútbol le marcó los dos goles a Inglaterra por los cuartos de final del Mundial 86, e inmortalizó a «la mano de Dios».»Te vas de la mano de Dios«, escribieron en la corona que colocaron en el arco del Estadio, acompañada por un cartel con la imagen de Diego sosteniendo la Copa del Mundo. El 22 de junio de 1986, por los cuartos de final del Mundial en el que alcanzó la gloria, Maradona le hizo a Inglaterra dos de los goles más recordados de la historia del fútbol.

El primero, a los seis minutos del segundo tiempo, el de la «Mano de Dios» para poner el 1 a 0.

«En honor a tu juego, en honor a ti. Siempre estarás presente«, escribieron desde la cuenta oficial de Twitter del Estadio Azteca. «Es un honor el haber vivido tu magia en mi cancha… Es un honor saberte parte de mi historia ¡Eres grande Diego!«, agregaron.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí