Así lo aseguró el padre Federico Kahr, quien afirmó que la parroquia abre sus puertas para que las personas puedan realizar oraciones personales .

“El gobierno ha permitido que las personas acercarse al templo para realizar un momento de oración personal , por lo que la parroquia está abierta y disponible para los tunuyaninos que quieran acercarse y puedan hacer su oración”, aseveró el cura párroco.

“Por el momento, no está permitida la celebración de la misa con asistencia de fieles, ni la realización de ningún sacramento, como bautismos, casamientos y demás”, agregó el padre Federico, quien también advirtió que las visitas a la parroquia se regirá también por la medida provincial de salidas según la terminación del DNI.  Al mismo tiempo, recomienda que en el caso de confesiones, la actividad sea acordada previamente para que no se acumule gente en el lugar debido a las medidas de prevención.

Por supuesto, las demás medidas preventivas de público conocimiento también se aplica en la parroquia, con el uso de tapabocas y distanciamiento social.