El intendente de Tupungato Gustavo Soto hizo declaraciones tras conocerse el primer caso de Covid-19 en su departamento.

Este jueves por la tarde, el Valle de Uco se revolucionaba al saber que un chofer tupungatino que había estado en Chile era positivo de coronavirus, y el viernes por la mañana la indignación se hacía mayor al conocer que el hombre había ocultado que no se encontraba haciendo el aislamiento solo, sino que su hijo -empleado de una bodega- convivía con él.

En el marco de estas circunstancias, el intendente Soto publicó en sus redes sociales ayer por la noche:  «Ante la confirmación del caso positivo de #COVID19, quiero informar que el comité de crisis local trabaja en el aislamiento de las personas que tuvieron contacto cercano con el paciente. Asimismo el vecino oriundo de Tupungato presenta buen estado de salud».

Además, aseguró: «Quiero que sepan que quienes no cumplan con el aislamiento obligatorio y los protocolos que se les indique, caerá sobre ellos todo el peso de la ley».

Para concluir, indicó que desde el municipio se trabaja en intensificar los controles y el plan de desinfección: «Necesitamos la colaboración y compromiso de cada vecino».

Cabe recordar que este viernes por la tarde se conoció que el hijo del hombre con coronavirus dio negativo en el test que le realizaron y desde el Hospital Scaravelli de Tunuyán indicaron que seguirán estudiando su salud.