Corazón loco, la película protagonizada por Adrián Suar y dirigida por Marcos Carnevale se estreno en la plataforma de streaming Netflix y ocupa el primer puesto de visualizaciones.

Se trata de la primera película que fue, de algún modo víctima del cierre de los cines en el marco de la pandemia, por lo que sus productores debieron negociar con la popular plataforma para canalizar su estreno.

Esta modalidad aplicada por primera vez en la producción cinematográfica argentina, ocurre cuando simultáneamente la productora del actor, Polka Producciones; enfrenta su cierre definitivo; lo que lconvierte este estreo en noticia.

Mi vida es salvar a Polka. Los que están adentro, están muy preocupados, no se sabe qué va a pasar”, confesó Adrián Suar, dijo recientemente.

En cuanto a la película, el tema central es la doble vida que lleva adelante Fernando (Adrián Suar), el jefe de traumatología de una clínica marplatense. “Tengo una sola familia, dividida en dos”, asegura con desparpajo mientras reparte su tiempo – y las artimañas para no ser descubierto- entre el hogar que construyó junto a Paula (Gabriela Toscano), una maestra jardinera en Mar del Plata, con quien hace diecinueve años está casado, y el amor de Vera (Soledad Villamil) que vive en la ciudad de Buenos Aires y a quien visita los fines de semana.

Se desconoce cuáles fueron los números en términos económicos que lograron que miles de argentinos puedan acceder al film de factura nacional, aunque -todo hay que decirlo- la crítica no fue todo lo benevolente que hubiesen querido sus hacedores.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here