La altas temperaturas que por estos días se manifiestan en la provincia, han puesto en tela de juicio el dictado de clases en las escuelas mendocinas. Al menos así lo expresan desde el SUTE, ente que pública y formal mente pide a la DGE el cese de actividades en los establecimientos escolares de la provincia por diversos motivos- Por su parte, la delegada de la DGE en el Valle de Uco también expone el criterio del gobierno.

Ante esto, el secretario general de SUTE Sebastián Henríquez, en diálogo con el programa La Banda, de Radio Dos Tunuyán, aclaró el tema. “Nosotros pedimos dos cosas al gobierno escolar. Por un lado, que instrumente todas las medidas urgentes para que las escuelas estén preparadas para las situaciones de este tipo y, por otra, en el marco de esas medidas, pedimos la suspensión de actividades (de clases) porque consideramos que las escuelas no están preparadas para eso”, apuntó  el representante sindical, quien agregó: no solo las escuelas no están preparadas para afrontar estas altas temperaturas, sino que además potencian los riesgos perjudiciales de esta ola de calor”.

En respuesta a las declaraciones del SUTE a través de las manifestaciones de Henríquez, la delegada regional de la DGE, Silvia Cornejo también hablo en la mañana de La Banda y expresó: “Depende de muchas cosas y del criterio que se tenga de ´estar  preparados´. Yo pregunto si en las casas estamos preparados para recibir el calor. Seguramente no todas”, apuntó la funcionaria y continuó: “seguramente no en todas las casas tenemos aire acondicionados y en muchos casos ni ventiladores. Pero, en realidad, las escuelas sí están en condiciones para afrontar esta ola de calor. Todas (refiere al Valle de Uco) tienen agua, excepto la Ventura Gallegos de Colonia Las Rosas, donde se suspendieron las clases en turno mañana por un problema de presión en el barrio donde está situada”.

Por último, Silvia Cornejo afirmó: “Yo creo que, en general,  las escuelas están preparadas, tal vez algunas no óptimamente preparadas. Y digo: no podemos estar suspendiendo las clases por estas cuestiones. El mismo calor vamos a tener en las casas, el mismo calor vamos a tener en las calles o en cualquier lado. Es decir, no creo que varíe la situación (de la temperatura) porque suspendamos o no las clases. Por lo que, por el momento se descarta la posibilidad de la suspensión de clases”.

En tanto, la puja por este tema parece continuar en los próximos días, ya que desde el SUTE, y según manifestó Sebastián Henríquez, seguirán las tratativas para que las clases sean suspendidas en la provincia por esta situación.