Quedó vigente el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 690/20, por el cual los llamados Servicios de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) y el acceso a las redes de telecomunicaciones son considerados “servicios públicos esenciales y estratégicos en competencia”.

Desde el 31 de julio y hasta el 31 de diciembre de 2020, esta medida, dispuesta por el artículo 4 del citado DNU, se encuentra operativa y no requiere aclaración ni reglamentación alguna. Por este motivo, los precios vigentes en los servicios hasta fin de año serán los que se cobraban hasta el 31 de julio de 2020.

En caso de que los usuarios reciban una factura con fecha posterior a la indicada y con un incremento aplicado, la empresa tendrá que emitir una nota de crédito con la diferencia correspondiente en la siguiente facturación.

El decreto apunta a cuidar a los consumidores y mejorar la prestación de estos servicios que se han vuelto vitales para la comunicación en esta época de pandemia. En este sentido, el titular de ENACOM en Mendoza, Guillermo Elizalde, puntualizó que “En Argentina hay cinco millones de hogares que no tienen acceso a internet ni telefonía. De esos hay dos millones que no lo tienen porque en el lugar donde viven no llegan estos servicios. Esta pandemia puso en la mesa que sin conectividad no podemos acceder a servicios básicos como la educación o el teletrabajo, por ejemplo“, en diálogo con Sonría, lo estamos filmando, de MDZ.

Para los usuarios de telefonía móvil, internet, servicio de TV por cable, entre otros, que hayan sufrido aumento en la tarifa deben comunicarse al mail delegación@enacom.gob.ar y enviar el número de reclamo que hicieron con anterioridad a la empresa prestadora del servicio.