Increíblemente, aún este servicio no entra en la lista de “servicios esenciales”.

Si bien se han agregado algunas actividades a las excepciones –algunas, francamente insólitas- todavía no se resuelve la necesidad de la población de contar con este mecanismo de pago de sus facturas.

La red de «pagos extrabancarios» suma en el país 15.000 puntos de contacto, entre locales propios de las empresas (Pago Fácil y Rapipago se distribuyen la mayor parte del mercado) y ventanillas dentro de otros negocios, como supermercados, quioscos, farmacias o locutorios.

Desde que comenzó la cuarentena dispuesta por el Gobierno, su operación se redujo casi un 80% y muchos puntos de atención tienen sus persianas bajas, con lo que, además, se complicó para quienes deben abonar vencimientos.

Estos canales quedaron bajo la regulación del Banco Central que no habilitó la atención directa al público de estas compañías, al igual que ocurrió inicialmente con las sucursales de los bancos.

Esa situación generó reclamos entre las compañías y dificultades entre los usuarios, muchos no bancarizados (se estima que el 50% de la población argentina no utiliza servicios de entidades financieras) y el efectivo es el medio de pago casi excluyente.

De hecho, en Valle de Uco, una empresa de cable comenzó a intimar a sus abonados amenazándolos con el corte de servicio. Esto provocó que se formaran largas colas frente a sus oficinas, rompiendo cualquier protocolo de sanidad.

Tanto las empresas de cobros. como desde la entidad que las agrupa (Cámara Argentina de Empresas de Cobranza Extrabancaria de Impuestos y Servicios), enviaron cartas al BCRA para que se las incluya como sector exceptuado y puedan operar pese al aislamiento. Extraoficialmente, ambas partes reconocen reuniones y negociaciones, aunque todavía no hubo confirmación oficial que indique cómo operará el sector a partir de la próxima semana.

Además del pago de servicios, las compañías también pidieron al BCRA que se las contemple para el pago de jubilaciones o beneficios sociales como la AUH. Asimismo, en este canal se maneja grandes volúmenes de efectivo y, al igual que en estaciones de servicio o supermercados, permiten retirar dinero utilizando la tarjeta de débito.

Finalmente, es cierto que algun Rapipago o Pagofacil puede encontrarse abierto en la provincia. Pero, lo cierto, es que  no estan autorizados oficialmente.

 

Fuente: Redaccion

 

© Copyright 2020 – Todos los derechos Reservados 8 Digital

Privacy Preference Center