Parecía algo muy lejano desde aquellos primeros casos que se dieron a principio de la pandemia que todos los que vivimos en el Valle de Uco conozcamos a alguien que tiene o tuvo Covid. Hoy, hay dos listas.

Y era lejano porque nunca imaginamos esta ola de contagios y a esta altura del año. El “acá no pasa nada” de muchos incrédulos que pensaban que la pandemia sólo afectaba a las grandes capitales  se revirtió en poco tiempo y hoy en el Valle de Uco hay un promedio de 50 casos positivos de Covid por día. Con estas cifras no hay dudas de que todos conocemos a alguien, más cercano o no tanto, que contrajo el virus que tiene en vilo al mundo desde principio del 2020.

Tan creciente es el tema, que hasta parece ya no causar la sorpresa individual o social el enterarnos de que tal persona tiene coronavirus, algo que tampoco esperábamos que sucediera, más teniendo en cuenta la alarma y estupor comunitario que crearon aquellos recordados dos tempraneros casos del chofer y el albañil en abril pasado.

Lo cierto, es que ya no se tejen historias desvariadas de la realidad acerca de cómo o con quien estuvo tal para contagiarse. Ya no hay novelas inventadas ni mensajes difundidos contando cómo aquel  hizo lo que hizo y contrajo el virus. Ya es muy raro usar el 148 para denunciar al vecino aislado por un posible contagio, ni nos sorprendemos de que en el super o en el kiosco al que solemos ir haya un caso o dos o cinco.  Ya vemos recuperados en las calles que sabemos que tuvieron coronovirus y saludamos.

En síntesis, al parecer en el Valle de Uco nos sorprendemos menos y, tal vez, empezamos a saber convivir con el virus, algo que pasa en las grandes capitales y que, por ser parte del mundo, también pasa aquí. Sin embargo, saber convivir no debe significar perderle el respeto a la enfermedad, ya que sique siendo letal,  aún mata a miles de personas por día en el mundo y nadie sabe a ciencia cierta cuándo termina esta pandemia. Es decir, como llegaron los contagios, también pueden llegar las cosas más peligrosas del Covid al Valle de Uco.

Lo que no creímos que iba a pasar  cerca nuestro, finalmente pasó: todos tenemos un conocido que tiene o tuvo coronavirus y es por eso que no hay que bajar la guardia. La prevención y el cuidado o el descuido y negligencia nos pondrán en una de esas dos listas: “la del que conoce a” o “la del conocido con”.

© Copyright 2020 – Todos los derechos Reservados 8 Digital

Privacy Preference Center

error: Content is protected !!