La joven es un claro ejemplo de lucha.

El pasado 10 de junio, una camioneta de Vialidad Provincial atropelló a Jorgelina “Oki” Cáceres (26) en Tunuyán. La joven sufrió serias secuelas tras el accidente y aún transita su larga recuperación.  Debido a la difícil situación y un costoso tratamiento que debió enfrentar desde el primer día, la comunidad del Valle de Uco se unió con acciones solidarias y buenos deseos para su bienestar.

Tras casi un año de lucha, hoy su gran esfuerzo por recuperar su salud dio el mejor de los resultados, finalmente la buena noticia se confirmó, “Oki”, vuelve a casa con sus seres queridos. Las redes se inundaron con mensajes de alegría por el regreso. Su novio, José Gamundi, quien siempre estuvo acompañandola y cuidando de su padre, lo confirmó con un emotivo mensaje:

“En un país perverso, con partidos e intereses politicos que aun no aprenden a convivir, transitamos plenamente todas las burocracias y lo hicimos con profunda tolerancia.
Conociendo el insomnio y sin resignarme al peor diagnostico, emprendimos una lucha para obtener lo indispensable, con el pesar de que eso podria o no tener éxito…
Actuando siempre eticamente y con dignidad hasta el final.
Nunca le falto absolutamente nada por que su estado no podía esperar. Por mas palos en la rueda que nos pusieran, seguimos y seguiremos luchando como un argentino mas en el marco de la ley !
La transparencia del conflicto con la institución en los medios nos ayudó a transformar su suerte,y eso fue buscando consensos por su bienestar.
“Aunque no me explique por que la vida a veces es injusta, pudimos cambiar la suerte de Don Jorge y Doña Jorgelina Caceres Gracias a todos”.