Hoy se celebra el Día Mundial contra la trata de personas, un mal que asola al mundo.

La concientización de la sociedad es uno de los primeros pasos para luchar contra los graves delitos contemporáneos, uno de ellos es la trata de personas. Es el proceso que implica el ofrecimiento, la captación, el traslado, la recepción o acogida de personas con fines de explotación, ya sea dentro del territorio nacional como desde o hacia otros países.

En 2010 la ONU adoptó un plan de acción para combatirla. Tres años después, la Asamblea General del organismo se reunió para analizar los avances, y se decidió designar al 30 de julio como el Día Mundial contra la Trata. El objetivo de la conmemoración es alertar sobre la situación de las víctimas de trata de personas y promocionar y restituir sus derechos.

La OIT estima que casi 21 millones de personas en el mundo son víctimas de trabajo forzoso. Esta cifra incluye a las víctimas de trata para la explotación laboral y sexual, de las cuales un tercio son niños. Este delito representa una grave violación a los derechos humanos y constituye el tercer delito en importancia mundial, detrás del tráfico de armas y de drogas.

Línea 145: denuncias anónimas y gratuitas

El Programa Nacional de Rescate y Acompañamiento a las Personas Damnificadas por el Delito de Trata cuenta con la línea telefónica gratuita 145 para recibir denuncias desde cualquier punto del país. El llamado es atendido por operadores especializados (psicólogas y trabajadoras sociales con formación en la temática).