La policía Soledad Herrera fue condenada este viernes por el juez David Mangiafico a 3 años cárcel (de ejecución condicional) luego de que reconociera el delito que le endilgó la Justicia durante un juicio abreviado inicial, pactado entre la jefa de Delitos No Especializados, Laura Rousselle, y la defensa: abandono de persona en concurso ideal con incumplimiento de los deberes de funcionario público en contexto de violencia de género institucional.

La auxiliar, que llevaba 4 años desarrollando tareas en el 911 y 13 como integrante de la fuerza, no armó el suceso después de la comunicación que recibió el 911 el cual podría haber evitado el femicidio de Florencia Romano la tarde del sábado 12 de diciembre del 2020.

Herrera, terminó cortando el llamado porque entró en conflicto con la persona que buscaba contar que en una propiedad había un hecho de violencia de género. Si la efectivo hubiese dado aviso, se habría desplazado una movilidad hasta la escena para constatar la denuncia, en una casa del callejón Berra. Tampoco avisó al jefe de Sala del Centro Estratégico de Operaciones (CEO) la advertencia que recibió.

Por todo esto, el femicidio de Florencia se consumó. Nunca arribó personal policial, como había solicitado el testigo, porque la respuesta policial, en este caso del Ministerio de Seguridad, no llegó. La joven de 14 años fue asesinada por un hombre que la había captado a través de las redes sociales y la invitó a pasar la tarde en su casa, mientras su concubina no se encontraba.

Pablo Arancibia fue detenido con el paso de los días en la causa que lideró la fiscal de Homicidios Claudia Ríos y condenado a prisión perpetua en julio de este año. Confesó que mató a la adolescente en su vivienda del distrito Gutiérrez y el juez Federico Martínez bajó el martillo.

Un audio de 60 segundos se viralizó, donde se puede evidenciar el dialogo de la persona que llama al 911 y la respuesta de la auxiliar de policía:

–Soledad Herrera (SH): 911 Emergencias, buenas tardes… 911 Emergencias. ¿Hola?

–Testigo (T): Eh. Acá Tucapel con Padre Vázquez, Gutiérrez.

–SH: Hola…

–T: ¿Me escucha?

–SH: Sí, ahora sí. Dígame qué emergencia tiene.

–T: Bueno, le estoy diciendo que hay violencia de género acá en la calle Tucapel con Padre Vázquez.

SH: ¿De qué departamento?

–T: Hola…

–SH: ¿De qué departamento?

–T: Berra se llama el pasaje.

–SH: ¿De qué departamento, señor, Godoy Cruz?

–T: De Gutiérrez, Maipú.

–SH: Maipú.

–SH: ¿Cómo se llama la calle?

–T: Berra. Está entre Tucapel y Padre Vázquez.

–SH: ¿La numeración de la casa?

–T: 83.

–SH: No me figura la calle, señor.

–T: Sí, si le figura. En Google Maps está, señora. ¿Usted es policía o no?

–SH: Hasta luego, señor, buenas tardes.

Con esta prueba, el futuro de Herrera en la fuerza quedó condicionado. Y con la condena de este viernes terminará siendo exonerada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here