El municipio trabaja en conjunto con las fuerzas de seguridad.

A los fines de reorganizar los controles en el departamento, hace algunas semanas el comité de crisis ya se encontraba trabajando para llevar un control más ordenado y garantizar el cumplimiento de las medidas impuestas.

El pasado viernes, se establecieron nuevas restricciones para todo el territorio provincial. “Nosotros nos encargamos fuertemente de que se cumpla el decreto que salió el día viernes, respecto a horarios. De que a las 23:30 se limita la circulación, eso se cumple bastante bien”, dijo a Canal 8 Diego Casado a cargo de Inspección General de la comuna.

Además, en relación a los bares y restaurantes, “controlamos fuertemente el control ocupacional, la semana pasada estuvimos determinando la cantidad de personas, para que cada lugar estuviera acorde a los protocolos”, aseguró.

Acatando también al decreto, el pasado viernes dieron a conocer que los campings municipales permanecerán cerrados hasta nuevo aviso. Además, en todos los lugares públicos se ha señalizado correctamente mesas y asientos, los cuales no pueden ser utilizados debido a que se encuentran prohibidas las reuniones familiares y sociales al aire libre.