Según información oficial a la que accedió el 8Digital de algunos de los asistentes, en la “Pool Party” se celebraba el cumpleaños de dos femeninas menores de edad y la invitación se había extendido a sus conocidos, pero además, circulaba  por redes sociales una invitación para terceros.  Se había creado un grupo de Whatsapp y allí los jóvenes se “anotaba con nombre y DNI”, se les pasaba la ubicación y además debían pagar una entrada de $200.

Entre los datos que generan mayor asombro, aparece que la lista de jóvenes convocados alcanzaba las 400 personas. En el lugar, se le reitero a los encargados del cumpleaños que solo podían ingresar 250 personas. Ante esto, las cumpleañeras empezaron a seleccionar entre la larga fila de jóvenes que esperaba afuera y por grupos comenzaron a ingresar.

Sobre la clausura, los testigos indicaron, que en un primer momento llegó Inspección y al observar que la pileta no contaba con bañeros, clausuraron la pileta, mientras continuaba habilitado el camping, una de las pautas que debían cumplir era permanecer sentados en las mesas y no bailar.

Como indicaba la publicación difundida en redes, había contratado un DJ, que al llegar no pudo realizar su trabajo, ya que ante la masividad de personas era probable que iban a empezar a bailar y eso generaría caos.

Una vez colmado el cupo de los 250 asistentes, se procedió a cerrar la entrada, pero muchos jóvenes empezaron a ingresar por algunos de los costados, saltado alambrados y sin pagar. Esto genero, disturbios y el desborde de personas en la fiesta.

Minutos más tarde, se hizo presente personal policial, junto a otras autoridades Municipales y se realizó el desalojo de todos los asistentes.

Se estima la multa que debe afrontar los propietarios del lugar superaría los 100 mil pesos. Además, a las familias que habían asistido a almorzar o compartir un día en familia, se les reintegró la entrada y se les pidió disculpas por el caótico momento.