Se trata del músico tunuyanino  Juan Pablo Ganem, quien accedió a una entrevista con el programa AMM de Canal 8. El joven está internado en el nosocomio regional y contó su experiencia .

Juan Pablo Ganem es uno de los 65 valletanos que transita la enfermedad de coronavirus y que actualmente se encuentra en plena recuperación. El joven músico dio positivo el pasado viernes y fue entrevistado este martes desde su habitación en el Scaravelli, donde está internado junto a otros familiares que también contrajeron el virus.

«Gracias a Dios estoy en perfecto estado y ahora sin síntomas.  Tengo algunos familiares que también dieron positivos y que también están bien», apunto Juan Pablo, quien también tiene a su madre, una tía, un tío  y su abuelo con coronavirus y en tratamiento en habitaciones contiguas en el Scaravelli y todos con buen estado de salud.

Sobre los detalles acerca del contagio suyo y de sus familiares, el joven dijo: «fue una de mis tías quien presentó primero algunos síntomas días atrás y le hicieron el hisopado. Tras el resultado positivo de ella nos contactaron a nosotros (circulo estrecho de contactos) y dimos positivo los que nombré. Yo estoy internado  en una sala junto a mi abuelo y  a mi tío y en otra está mi tía y mi mamá»

«Aún no sabemos si fue mi  mamá o mi tía el primer contagio de la familia, ya que mi mamá había estado enferma la semana pasada y como no teníamos cómo movilizarnos,  mi tía fue a llevarle unos remedios.  Los que vivimos juntos somos mi mamá y yo y en el otro domicilio mi dos tíos y mi abuelo. No sabemos cómo ha sido el contagio», aseveró.

Juan Pablo agregó que  no pueden salir de la sala en la que se encuentran internados en ningún tipo de situación. «Si necesitamos algo, tenemos que solicitarlo al personal y nos lo hacen llegar. No podemos andar en otro lugar que no sea la sala de recuperación en la que estamos.», asimismo, el joven músico tunuyanino remarcó el buen trato que están recibiendo no sólo ellos, sino también los demás internados en el Scaravelli.  «Es increíble, no tenemos nada de qué quejarnos. El personal nos trata muy bien y todos son amorosos. Siempre nos preguntan cómo estamos, nos controlan 3 veces al día , nos traen la comida que es riquísima. Quería destacar eso, que el trato es muy bueno y siempre está la buena onda de por medio. Esto también ayuda en nuestra  recuperación», aseveró.

«Gracias a Dios, en mi caso, he podido llevar la enfermedad muy bien hasta ahora e intento ser lo más positivo posible y quiero transmitir tranquilidad: que la gente no le tenga miedo pero si respeto y cuidado. Que se siga lavando las manos, use el tapabocas y el alcohol en gel y ante cualquier síntoma se acerquen al hospital», culminó.

o», aseveró.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here