Ocurrió en la comisaría 15º.

El gran gesto de una efectivo policial conmovió este viernes. La mujer, en horas de trabajo intervino al cuidar e incluso dar de amantar a un pequeño en medio de un conflicto entre sus familiares.

Todo empezó cuando el padre del niño, llegó hasta la comisaría departamental a realizar una denuncia contra la madre del pequeño. Por esto, intervino la justicia y procedieron a quitarle la tenencia los menores que tenía a su cargo.

Frente a la situación, el padre consultó sobre el cuidado de sus pequeños momentáneamente, por lo que la Policía no dudó en ofrecerse para cuidar al bebé. Ante su llanto, la mujer tampoco dudó en alimentarlo, ya que es madre lactante. Esta acción fue agradecido por el padre.

“Se prendió como si nada, tenía mucho hambre. Fue hermoso cómo me miraba”, compartió la mujer a un medio mendocino.

 

Foto Cortesía.