En horas de la mañana de este jueves, unas 30 personas llegaron nuevamaente hasta la puerta de las oficinas del Juzgado de Menores de Tunuyán para reclamar el esclarecimiento y el consecuente pedido de justicia por el caso de la mujer que fue víctima de abuso hace tres semanas en una zona lindante entre Villa Seca y El Algarrobo y por el cual hay dos detenidos y un tercer sospechoso en libertad, quien salió bajo fianza la pasada semana.

Los reclamos se extendieron por varias hora en la esquina de Siria e Yrigoyen, donde funciona la entidad judicial y los vecinos que llegaron hasta el lugar con carteles en referencia a su pedido de jjusticia, se hicieron escuchar.

“No se puede vivir sasí. Todos tenemos hijas mujeres o varones y no hace falta que nos pase algo como esto, sino que tenemos que salir para luchar contra esto y que se acabe de una vez”, apunto una manifestante que llevaba un cartel con la inscripción: “Ciudado, violador suelto. Los queremos presos”. Asimismo, agregó denunciando: “La justicia no dice nada. No han salido y no nos han dado respuesta de nada”

“Estamos con miedo en El Algarrobo”, apuntó otra vecina de ese distrito y puntualizó que esto se debe a que uno de los supuestos autores del abuso sexual a la mujer de 27 años aquel martes está en libertad. “Hata ayer, la policía estaba custodiando su casa (la del sospechoso libre) y ahora ya no hay custodia de ningún tipo. O sea, no tenemos ninguna seguridad. Este violador puede salir y si quiere puede hacer justicia por mano propia con cada uno de los vecinos”. Y continuó: “Nos cansamos de hacer manifestaciones y no tenemos respuestas. Según sabemos, a los otros dos detenidos también piensan dejarlos libres. Por eso estamos acá, porque lo que estas personas le hicieron a esa chica, lo pueden hacer con una niña, con una adulta o con cualquiera. Si ya nacieron violadores, van a morir violadores. Queremos que de una vez por todas esto se termine y que la justicia haga algo”.

Mientras tanto, el hecho de abuso sexual con acceso carnal a una mujer  de 27 años de nacionalidad francesa de ocurrido en un descampado del distrito Villa Seca continúa en investigación.