El equipo de salud solicitó a los asilos de Tunuyán que cumplan con las medidas de prevención que se deben adoptar frente a la pandemia.

El Ministerio de Salud del Gobierno de Mendoza, a través del Área Sanitaria de Tunuyán y del Hospital Regional Scaravelli, llevó adelante una serie de medidas específicas con los hogares de residencia para adultos mayores del departamento de Tunuyán. El objetivo fue aumentar las prevenciones en estos lugares frente a la pandemia y que estos espacios informen a las familias las situaciones particulares de cada hogar, apuntando a una participación activa de los grupos familiares.

El equipo de salud del Valle de Uco inició capacitaciones para que el personal de los asilos recuerde las medidas que debe llevar adelante para cuidar la salud de los ancianos, y a la vez también tenga presente y actualizadas las acciones que deben seguir adelante si aparece algún caso de COVID-19.

Verónica Atencio, a cargo del Área Sanitaria explicó:  “Durante mayo hicimos el relevamiento y una revisión de cómo se encontraban los hogares de adultos mayores en Tunuyán. Estas inspecciones fueron realizadas por el personal del Área Sanitaria de Tunuyán y personal de Inspección del Ministerio de Salud. Relevamos y examinamos la parte edilicia, de recursos humanos y las historias clínicas de las personas alojadas en estos lugares, muchas de ellos con varias patologías”.

“No obstante, necesitamos efectuar un trabajo conjunto, por eso hicimos las capacitaciones, para que todos los profesionales y responsables de los asilos actualicen la información necesaria sobre cómo manejarse, y terminen de cumplimentar con los protocolos que les enviamos semanas atrás”, informó la funcionaria provincial.

“Los estamos ayudando a terminar de ponerse en condiciones, y necesitamos que esto suceda básicamente para cuidarlos a todos y también cuidar la situación epidemiológica del Valle de Uco”, sintetizó Atencio.

Desde el equipo de salud del Valle de Uco enfatizaron sobre la necesidad de que los hogares de adultos mayor actúen en regla con los protocolos. Las inspecciones, las recomendaciones y las capacitaciones “son una ayuda que les brindamos para que tengan bien presente cómo deben manejarse en el caso de presentarse algún paciente allí, y les hemos pedido que en un corto plazo se coloquen en regla, notificando también a las familias de los adultos allí alojados”.