Se trata de dos hermanos oriundos de Río Negro que llegaron a Tunuyán por un problema que tuvieron en San Luis. Saben de albañilería y necesitan trabajar para ganarse el dinero que los lleve de vuelta a su hogar.

Maximiliano y Leandro Núñez son dos hermanos oriundos de la ciudad de Cipolletti, Río Negro, y actualmente están varados en Tunuyán, casi refugiados en la terminal de ómnibus, donde duermen hace algunos días porque no tienen dinero para volver  a su ciudad.

Según cuenta Maximiliano, quien es el más grande de los hermanos y tiene una pierna ortopédica, que hace unas semanas fueron contratados para hacer un gran trabajo en la provincia de San Luis, pero no todo fue como esperaban, ya que a la hora de comenzar las labores de albañilería en un local de esa ciudad, el contratista frenó los trabajos “porque le habían congelado las cuentas en el banco”, cuenta Maxi. “Cuando nos pasa eso, con mi hermano menor no supimos qué hacer, porque nos habíamos gastado la plata que teníamos en los pasajes de Cipolletti a San Luis y no teníamos casi dinero para mantenernos y menos para los pasajes para volver”, contó.

Así, estos hermanos decidieron emprender viaje como sea para llegar a su casa en Río Negro. En estos momentos están en Tunuyán, sin dinero y con ganas de trabajar para reunir lo que necesitan para llegar a su destino. Y aunque Maxi tiene una discapacidad en una de sus piernas y tiene beneficios para viajar sin costo, asegura que desde la empresa Andesmar le dijeron que “hasta el 28 de febrero no hay disponibilidad de lugares para viajar en colectivo a Río Negro”.

Ambos trabajan en todo lo que tiene que ver con revestimiento de paredes, durlock y otras obras rápidas de albañilería, inclusive tienen todos los instrumentos para llevar a cabo esos trabajos. Lo que buscan Maxi y Leandro no es donaciones, sino ganar con su trabajo su comida y reunir los fondos que necesitan. “Queremos trabajar en lo que hacemos. No queremos que nos regalen nada, sino que nos den una mano con trabajo y así poder tener la plata que nos hace falta para volver a nuestra casa”, dice.

Para comunicarse con estos hermanos, los que quieran ayudar con trabajo a Maxi y Leandro, el  número de teléfono de contacto es: 299 5484666