En pleno casco céntrico de Tunuyán, en las inmediaciones del barrio Obreros Municipales, se encuentra un terreno baldío que, según vecinos de la zona, hace varios días que tiene diversos tipos de residuos.

En el lugar, ubicado en la intersección de las calles Irigoyen y Juan Pablo II, puede verse neumáticos, botellas plásticas y de vidrio y bolsas con todo tipo de basura domiciliaria.

De acuerdo a los testimonios de los ciudadanos que viven en las casas aledañas, el problema reside en que muchas personas llegan hasta allí en vehículos para depositar residuos en este descampado, que ahora se ha transformado en un lugar típico para arrojar basura, pese a que esta práctica está prohibida en cualquier sitio del departamento.

El reclamo de los vecinos radica en que estos elementos sean retirados por el ente que corresponda y solicitar a los tunuyaninos de otras zonas que no lleguen a depositar los residuos en este extenso terreno cercano a un gran conglomerado de casas.