Se trata de los vecinos del Barrio Margarita Graciela.

Desde la Unión Vecinal del Barrio tunuyanino, informaron hace unos días los cortes de agua programados en la zona, además de informar que sería el camión perteneciente el Municipio el encargado de sustentar del recursos, en tanto duren las reparaciones.

Sin embargo, gran cantidad de residentes de la zona manifestaron al móvil de Canal 8, que no han tenido respuestas ante la falta de agua, en días de altas temperaturas y en un contexto donde la higiene es primordial para el cuidado de la salud.

“El día miércoles si apareció el camión por la mañana repartiendo el agua tan cual como dijo la Unión Vecinal, hoy en la mañana apreció pero no directamente cuadra por cuadra. Nosotros estamos necesitando el agua, creo que en toda época es necesaria, acá estamos sin agua y de esta manera no podemos estar”, aseguró uno de los tantos vecinos afectados.

Por su parte, otra vecina del lugar manifestó “el camión vine, en algunas casas deja agua y en otras no, te toman el pelo. Ayer nos dijeron damos una vuelta y ya venimos y hasta el momento no han venido”.

También, destacaron que asistieron a algunos domicilios: “Viene el camión de Vialidad, les deja a algunos vecinos y a otros no e incluso hay videos donde nos insultan. Es una vergüenza que a algunos les dejen y a otros no. Somos un montón de vecinos que no tenemos agua ni para bañarnos, ni para comer, ni para cocinar”.

“Todos pagamos, todos merecemos lo mismo, es como que nos denigra, se burlan de nosotros”, manifestaron en su reclamo.

Además aseguraron que quienes tienen la posibilidad han sido ayudados por vecinos de las inmediaciones, “estamos trayendo agua del Barrio Venezuela, quedaron de pasar ayer y no pasaron, hoy tampoco. El camión del Municipio no ha dejado nada, a nosotros nadie nos ha traído nada”.

Otra vecina relató que desde “el Barrio Urquiza me trae agua en botellas, porque no tengo nada en que traer. Encima nos cortan el agua tres días, dijeron que iba a pasar y son dos días que nos tienen sin agua”.

El malestar generalizado, de los residentes de la zona exige una respuesta de manera urgente a una problemática que deben enfrentar con frecuencia. “Es una responsabilidad de la Municipalidad, tienen que ponerse en el lugar de los vecinos y traer agua”.