La propuesta de todos los años regresó a la región.

En un marco de naturaleza, viñedos y asombrosos escenarios, “Yoga por los Caminos del Vino” se desarrolló en Tunuyán, aprovechando la llegada del otoño en un clima sin igual. La cita se dio en Las Pérgolas.

También, se pudo disfrutar de momentos de relax y conexión gracias a la profesora de yoga, a la que se le sumó la muestra de “Cooking Class”, a cargo de la reconocida chef Graciela Hisa.

La propuesta, también lleva a visitar bodegas o espacios turísticos temáticos, además de regalar un momento muy especial de profunda calma, conexión interior y contacto con la naturaleza.

“Yoga por los Caminos del Vino”, es una actividad que promete bienestar que acerca la práctica del yoga al mundo vitivinícola, y vincula al vino con el concepto de salud. Mediante la asociación de ambos universos, Yoga y Vino, brinda una alternativa cultural, turística, espiritual, deportiva y social, que genera una grata experiencia.

El encuentro interior y los placeres de la vida se disfrutan por igual. Los escenarios varían según las condiciones del clima y época del año.