Desde el pasado sábado, la comuna de Tunuyán implementa nuevas medidas preventivas, con el fin de contrarrestar el avance del COVID-19 en el departamento.

Una de sus iniciativas tiene que ver con la higienizar las manos de los vecinos que se acerquen a comercios exceptuados del aislamiento social obligatorio, y están en filas de como supermercados, farmacias, cajeros, almacenes y ferreterías, entre notros.

El programa cuenta con un grupo de voluntarios, que se encararán de frecuentar lugares de mayor aglomeración de personas, con la intención de colaborar en la desinfección de manos, con rociadores con alcohol.