Será el sábado a las 18 hs.

El recordado caso del joven que fue asesinado en el estacionamiento del boliche Malake de Tunuyán aún está sin resolver y sin culpables del hecho. Ya han pasado 18 años del doloroso hecho, su madre habló en Canal 8.

A 18 años la trágica noche donde perdió la vida el joven tunuyanino de 17 años, la herida abierta continúa en la mente de muchos familiares y amigos que, y aún reclaman justicia.

El caso no tiene ningún condenado. Por  el hecho,  registrado en la madrugada en el mencionado lugar bailable, el joven había tenido que ser derivado a Mendoza con multiples quemaduras (90% del rostro y 40% del cuerpo quemados).

 Las primeras versiones indicaban que el chico estaba en un auto y que había encendido un cigarrillo, lo que provocó un voraz incendio en el vehículo. Luego, el aporte de los testigos del suceso aseguraron que fue un grupo de hombres el que incendió el auto donde estaba Fabricio durmiendo. Sin embargo, en los últimos días, un medio provincial publicó un artículo dando a conocer una última pericia, expresando que el deceso sería a causa de «una explosión en el auto en el que estaba».

En ese sentido y en dialogo con «A Media Mañana» por Canal 8, Noemí Araya, madre de Fabricio explicó que «esto no es como salió en un diario, tengo las pericias que se hicieron en Buenos Aires. Hablan de que el auto explotó y el auto nunca explotó. Las pericias las hicieron desde el principio, con encubrimiento, luego se hicieron otras donde salió que le habían dado de tomar nafta».

Además, «estoy muy segura a de lo que hablo, porque tengo todos los expedientes», destacó. «Esto recién va a comenzar, hace como dos años el juez dejó a los asesinos libre. Yo tengo las pruebas», agregó la mujer.

«Esto es político, ellos van a quedar limpio y yo no» dijo sobre lo publicado. «El me dijo en el hospital que le habían dado de tomar nafta, yo lo cuidé como su mamá. Enfermeros, doctores, todos declararon. Mi hijo se despidió, me pidió por favor que buscara a los culpables», menciono sobre la última conversación con su hijo.

Además, a tantos años del caso, «en todos lados nos han puesto trabas, pero yo he seguido y así lo haré hasta el día que me muera. Tengo que reabrir la causa, el lunes lo haré. Todos se tapan entre ellos», dijo.

El próximo sábado a las 18 hs, se realizará una marcha pacífica en la  Plaza de Tunuyán. «Le pido a la gente de Tunuyán que por favor me ayude», solicitó Noemí.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí