La difícil situación por lo que pasamos en épocas de pandemia durante esta año, hizo que muchas actividades debieran restringirse y, en ciertos casos anularse, durante un tiempo prolongado.

Este fue el caso del área de Veterinaria Municipal de Tunuyán, que antes del inicio de la pandemia por Covid-19 venía realizando un exhaustivo trabajo de castración de mascotas e incluso había iniciado un programa que recorría las plazas de los barrios tunuyaninos durante días específicos para esa tarea. En marzo, este trabajo tuvo que frenar debido a la conocida emergencia sanitaria.

A eso hace referencia la veterinaria Gabriela Galvalisi, del área comunal encargada, quien explicó las complicaciones y restricciones que esta dependencia ha tenido durante gran parte del 2020. «En la Fase 1 tuvimos ese periodo de 15 días donde no se trabajó. Luego, nos reincorporamos con los turnos de acuerdo al número de DNI y con los protocolos vigentes.  Esto marca una realidad, que es que se ha disminuido la cantidad de animales que hemos castrado en este periodo (respecto a años anteriores)», apunta Galvalisi.

«Ahora, donde se han incorporado más actividades, estamos dando más cantidad de turnos y en diciembre será casi con normalidad», agregó la profesional, quien también aseveró que se realiza un promedio de 5 castraciones diarias de mascotas (perros y gatos) desde la salida de Fase 1 en el área Veterinaria Municipal. «En este periodo de tiempo son unos 300 animales los que se han castrado, desde abril hasta la fecha», añadió.

«Desde hace varios años venimos trabajando con el doctor Mallea con la castración. Aquí también tenemos el aporte de las protectoras, que nos acercan los animales que rescatan de las calles y también a personas particulares. Esto hace que hayan muchos animales castrados en Tunuyán, tanto en el centro como en los distritos», cerró Galvalisi.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí