Una madre contó lo que vivió su hija.

Tres jóvenes del departamento de Tunuyán, vivieron un terrible momento cuando circulaban por el polideportivo del departamento, en calle Pellegrini, se dirigían a clases de educación física. En plena siesta, un hombre las persiguió mostrándoles su miembro, en estado de shock , pudieron dar aviso a sus padres para que las auxiliaran. 

Padres pusieron en conocimiento lo ocurrido para alertar a otros y proteger a niños y adolescentes. «Ellas iban caminando, las pasa un tipo, se vuelve y las empieza a seguir», dijeron. «Estaba vestido  con un pantalón corto, remera oscura», detallaron sobre el sujeto.

En diálogo con el programa «AmaneciDos» por la 101.9 Radio Dos, la madre de una de las víctimas dijo, «el hombre baja el pantalón, las empieza a seguir agarrándose el miembro. Ellas salieron corriendo y aseguran que lo ven lo pueden reconocer».

Las jóvenes, explicaron que no parecía en estado de ebriedad, «se asustaron porque es una situación horrible, no es de la quien que esté bien para hacer esta grosería. No les habló, no les dijo nada simplemente hizo esto».

«Ellas se escaparon, llegaron al polideportivo, me llama la profesora contándome la situación».

«No tomaron la denuncia, porque nos dijeron que exponíamos a las niñas a un largo proceso. Entonces esto queda en la nada», manifestó la mujer.

Pese a que personal policial y preventores se hicieron presentes en el lugar, no lograron dar con el responsable.

Otros casos

En mes de marzo ya habían denunciado por casos similares en la zona. En ese momento, una joven de 18 años hizo público y dejó constancia frente a las autoridades que un hombre la atacó en calle Pellegrini, a la altura de parque Las Vías. En ese memento, relató, «andaba sola, llegué a Pellegrini y Francisco Delgado. Siento una presencia y era un hombre en  bicicleta que me pega muy fuerte en un glúteo. Inmediatamente se puso con su bicicleta adelante mío, comenzó a decirme cosas desagradables y a meter su mano debajo de mi ropa».

Luego de que este terrible caso saliera a la luz, se conoció un episodio con características similares que le tocó vivir a otra mujer del departamento, «salí de un gimnasio ubicado en calle Pellegrini, estaba charlando con mi profesora afuera. Pasa un tipo en bicicleta diciendo cosas, mi profesora lo insulta y dobla en la esquina. Solo alcanzo a ver que llevaba puesta una gorra», contó por entonces.

Los episodios de similares características, y ocurridos en la misma zona encienden las alarmas para circular con suma precaución en ese sector del departamento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí