Realiza tareas en la Parroquia Nuestra Señora del Carmen.

Luis es de Tunuyán, tiene 75 años, es jubilado y durante un largo tiempo, exactamente 37 años,  fue celador de la escuela Normal del departamento.

Luego de atravesar una complicada situación de salud, realizó una promesa y ahora ofrece su servicio a la comunidad. En diálogo con Canal 8, comentó parte de su conmovedora historia, «tuve cáncer, alcancé a hacer tres quimio, se encapsuló y de ahí los doctores Ferro, Ferreyra y Lázaro, que era operable, entonces les dije que lo operáramos».

Por otro lado, el hombre contó, «nunca sentí la enfermedad, pero estuve muy mal». Para alimentarse, » daban en una jeringa todo licuado, el único gusto que sentía era una gaseosa».

Tras superarla, realizó una promesa, «dije, el día que me mejore voy a ir a la iglesia y me voy a ofrecer para lo que necesiten. El tiempito libre lo dedico a la iglesia, arreglando el jardín».

Ahora, cumple aquello que prometió, «acá estoy, muy satisfechos, lleno de amigos, disfrutando de la vida que es muy linda», dijo a modo de reflexión emocionado.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí