Ambas partes expusieron las pruebas a este medio.  

Padre e hijo, denunciaron a un hombre, quien es propietario de una agencia de vehículos con sucursal en Tunuyán y San Rafael, en conjunto habrían iniciado el cultivo de ajo y tomate, pero aseguran no haber recibido su parte del trato.  

Quienes se presentaron como víctimas de lo ocurrido, de apellido Llanos, se presentaron a Canal 8 para brindar su testimonio de lo ocurrido,  «yo conocí a este hombre en San Rafael, a quien mi papá y yo le vendimos dos vehículos. Yo le vendí una S-10 2012 y mi papá una Toxoya Hilux 2012. El me entregó una Fiat Toro 2016 y una diferencia de $425 mil. A mi papá también le entregó una diferencia en plata», comenzó relatando el joven.

A raíz de tomar ese contacto, «en esa charla, nos propone cultivar ajo. El nos decía que nos iba a ir bien, que lo íbamos a exportar a Brasil. Alquilamos una finca en Las Pintadas, cultivamos 16 hectáreas, tuvimos buena cosecha y lo vendimos. Salieron unos 12 camiones en un valor. Después de eso empezamos con el tomate, pero por el ajo nos decía que no había ganancia, cuando lo cultivamos a medias. Cuando lo vendió no vimos la ganancia, y eso que valía», aseguró.

«A todo esto, ya habíamos empezado con el tomate. Pero nos hizo lo mismo, sacamos una gran cantidad, se vendió, pero no nos pagó esa plata. Nos quitó los vehículos, porque decía que le debíamos».  Una situación similar, aseguran haber atravesado con una finca ubicada en Capiz, «El siempre manifestó que tuvo muchos gastos, y nunca nos pagó. Yo firmé por firma un papel donde decía que yo le debía como $2 millones y él me embargó la Fiat Toro».  Por el hecho, se registró la correspondiente denuncia.

Por todo lo expuesto, este medio tomó contacto con el acusado, el gerente de las agencias de vehículos, de apellido Quiroga comentó «tengo pruebas documentadas, los vehículos que ellos compraron los pagaban con una cosecha. Luego se les quitó porque no los podían pagar. Les alquilé una finca pero no la trabajaban», explicó.

El caso ya ha sido mediado por la justicia en diferentes oportunidades,  «la agencia no ha estafado a nadie, ellos han buscado a otra gente para que hablen mal. Esto ha sido medio extorsivo, ellos querían que les devolviera una camioneta».

«He estado recibiendo llamados, me han estado amenazando. Yo soy un trabajador, ellos dicen que les han robado las camionetas, pero una no la pagaron y la otra la devolvieron a la agencia», explicó el hombre.

Sobre el cultivo y las acusaciones de los familiares, «el ajo se lo llevaron, lo vendieron y solo me dejaron mi porcentaje. El ajo era chiquito, no me servía, no valía, les dije que se lo llevaran».

«Me dijeron que si no les daba una Toyota me iban a escrachar y es lo que están haciendo», apuntó el hombre. Ambas partes expusieron el material y registro legal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí