El tunuyanino Marcos Ortubia sufrió un grave accidente el pasado domingo en la madrugada en el kilómetro 11 del carril Zapata, camino desde Tunuyán a Tupungato. Asegura que ya había advertido la presencia de equinos  en esa zona horas antes y que finalmente fueron los que provocaron el siniestro. Este hombre, ahora, tiene múltiples fracturas. También denuncia que la asistencia llegó varias horas después del accidente y que no recibió casi atención en el hospital Las Heras.

«El sábado, cerca de las 10, yo iba viajando de Tunuyán hacia Tupungato y en el camino encuentro unos caballos a la orilla de la calle. Entonces, llamé a la policía porque casi choco contra ellos, y me dijeron que iban a mandar un móvil para poder sacarlos. Cuando vuelvo el domingo en la madrugada, regresando de trabajar, me los encuentro en el mismo sitio y en el medio de la calle, ahí esquivo a uno, agarro la banquina, salgo despedido del auto y quedo inconsciente», relató el hombre, dando detalles de lo acontecido en el programa AMM de Canal 8,  y continuó: «Cerca de una hora estuve ahí hasta que me desperté, quise salir caminando y no podía. Me di cuenta ahí que tenía algo en mi cadera, entonces salí arrastrándome a la orilla de la calle para pedir auxilio. Los vecinos me pudieron auxiliar, me abrigaron porque estaba mojado. La Ambulancia tardó como dos horas y media en llegar».

En su descripción,  Marcos contó: «La ambulancia llegó y me llevó al hospital de Tupungato, donde llegué pasada las 8 de la mañana. Ahí me dejaron en una sala y lo único que me hicieron fue un hisopado que me dio negativo.  En el hospital Las Heras estuve hasta las 6 de la tarde, porque la ambulancia no llegaba, ya que me tenían que trasladar a Tunuyán para hacerme una tomografía de mi cadera y mi cabeza. Todo ese tiempo estuve en una camilla sin poder moverme ni nada. Finalmente y despues de todas esas horas y sin hacermen ningún estudio, me trasladaron a Tunuyán».

«Ahora estoy internado en el hospital Scaravelli con doble fractura de cadera, traumatismos en la cabeza , no puedo mover las piernas. Es decir, una situación horrible. Ahora espero a los médicos para ver cuáles son los pasos a seguir», culminó Ortubia.

Foto: Web