El Intendente Gustavo Soto visitó las instalaciones de la Brigada de Salud de Tupungato, ubicada en el distrito de San José, para entregar nuevos insumos médicos que serán destinados a brindar mayor protección a quiénes trabajan en el primer frente contra la pandemia del coronavirus.

La donación surgió a raíz de un pedido explícito que había realizado al municipio la Coordinadora del Área Sanitaria, Mariángeles Olmedo, ante la necesidad de contar con protectores respiratorios N95, certificados por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología (ANMAT).

En este sentido, la funcionaria explicó: “La característica de este barbijo a nosotros nos permite que sea de una utilidad duradera en el tiempo con una vida útil de más o menos dos meses y medio a tres”. Asimismo, Olmedo añadió: “Es muy importante para los profesionales el sentirse seguros, tener elementos de protección personal que sirvan y sean efectivos”.

De acuerdo a lo especificado por la comuna, la compra de los respiradores desechables se llevó a cabo con dinero proveniente del “Fondo Municipal Covid-19″, que fue creado gracias al aporte económico tanto del Poder Ejecutivo como Legislativo de Tupungato, mediante la reducción de sueldo de los funcionarios públicos. La inversión realizada para la adquisición de los barbijos ronda alrededor de $60.000.

Con respecto a las características de estos nuevos protectores, éstos son de alta resistencia a los fluidos, tienen buena transpirabilidad, poseen caras internas y externas claramente identificadas. Asimismo, tienen un diseño estructurado para que no se colapse contra la boca, están fabricados en doble capa de alta calidad y son resistentes al aplastamiento, entre otras cualidades.