Prestaba servicio en el hospital Las Heras.

Esta jornada trascendió que se le negó la prisión domiciliaria a un ginecólogo que está condenado por agredir sexualmente de una paciente y que, en breve, será sometido a otro juicio por abuso sexual simple donde las víctimas fueron otras dos pacientes.

El abogado del acusado, solicitó que se le diera la prisión domiciliaria a su cliente que está cumpliendo una condena de 4 años y medio dictada en julio de 2019.

El planteo fue rechazado ayer por el fiscal Tabaré Escurra y el juez Sebastián Sarmiento desestimó el pedido por lo que Cazarlo seguirá preso y, de esa forma deberá enfrentar un nuevo juicio por delitos sexuales que se cometieron en el hospital de Tupungato.

El hecho

En 2013, el ginecólogo fue denunciado por una joven paciente que atendió en una obra social privada. En julio de 2019, Cazorla fue condenado a 4 años y 6 meses de prisión.

También en 2013, dos hermanas denunciaron a Cazorla, afirmando que el médico habría abusado de ellas en un consultorio del hospital Las Heras de Tupungato.

Luego de que la causa fuera declarada prescripta, el fiscal Javier Pascua, jefe de la Fiscalía del Valle de Uco, llevó el caso a la Corte provincial, donde se estableció que el ginecólogo debe ser sometido a juicio. Este debate está pautado para este año y su abogado deberá enfrentarlo desde la cárcel.