La iniciativa estuvo a cargo de la comuna local y estos ejemplares rodean al ícono tupungatino ubicado en la zona de Los Cerrillos.

Con la intención de crear un nuevo pulmón verde en Tupungato, el pasado sábado y en conmemoración del Día Nacional del Árbol (29 de agosto), autoridades municipales, entre ellos el intendente Gustavo Soto y la encargada del Arbolado Público de la comuna, María Emilia Di Marco; realizaron en el Mirador del Cristo Rey la plantación de especies nativas del continente y Argentina e introducidas al país.

En un detalle de la tarea realizada y las distintas especies que ahora rodean al monumento, Di Marco apuntó: “Plantamos Acacio Visco, la Arabia o también la conocemos como ‘Olivo de Bohemia’ que es una planta introducida originaria del Continente Asiático y luego tenemos otra especie seleccionada que es el Pimiento o Aguaribay muy conocido por su nombre científico Schinus Molle; son especies que se tuvieron en cuenta algunos criterios morfológicos y funcionales a la zona donde los hemos colocado beneficiando este lugar tan privilegiado por los tupungatinos por su explotación turística, y lo que se tuvo en cuenta fundamentalmente es el bajo requerimiento hídrico, primordial; después como segunda consideración importante es que son plantas que resisten a las heladas y pueden estar expuestas al sol tranquilamente porque las especies así lo requieren y se adaptan bien a esa condición”

Así, en total se plantaron 11 árboles rodeando principalmente la zona de esparcimiento del Cristo Rey, donde también se suman a las obra en ejecución en este lugar, como la construcción de dos baños y una sala para prestar servicio de información turística.

“Agradezco en esto al Gobierno de la provincia y en especial a la Dirección de Recursos Naturales Renovables que es la que nos ha provisto de estas variedades que hoy han sido implantadas” expresó Soto en la oportunidad y agregó: “Tenemos que seguir generando esa cultura de que el árbol, de que el agua es importante para Mendoza y es importante para la vida,. El árbol es vida por su propia función que la conocemos desde niños y que es la fotosíntesis: lo que nos permite generar el oxígeno que es necesario para la vida y que hace que podamos combatir el dióxido de carbono que originamos con otras actividades humanas, así que mientras podamos y lo que es una obligación, un mandato que tenemos todos los mendocinos que como bien lo dice la palabra recursos naturales renovables que es un árbol, cuando sacamos uno pongamos 4 o 5 más, porque van a ser para nosotros y las generaciones que vengan fundamentales en la conservación del medio ambiente mendocino”.