El pasado martes, una intensa tormenta de granizo sorprendió a los mendocinos, y Tupungato fue uno de los departamentos más afectados en cuanto a la producción. Los lugares donde la tormenta se sintió con más fuerza fueron Ciudad, El Peral, San José, Villa Bastías, pero las zonas más golpeadas fueron La Arboleda y El Zampal.

Como bien ya había sido pronosticado por la Dirección de Agricultura y Contingencias Climáticas (DACC), al final de la noche del martes la temperatura descendió, fuertes ráfagas de viento bajaron, hasta que se produjeron las precipitaciones de agua que derivó en una granizada con un tamaño importante de piedra que preocupó no sólo a productores, sino también a vecinos que se vieron afectadas sus viviendas;

En relación al sector agrícola de este departamento, durante el día de ayer personal de la Dirección de Agricultura y Contingencias Climáticas recorrió las zonas para relevar los daños que resultaron luego del fenómeno climático.

“Los productores que estén cosechando o no hayan empezado a cosechar y han sido afectados por este granizo, dejen en cada cuartel 5 claros para que el perito cuando vaya a evaluar pueda cuantificar los daños” solicitó el Director de Desarrollo Económico de Tuúngato, José Giuliani y aclaró que no se cuantificarár los daños en los lugares que ya se haya concretado la cosecha.

En tanto, las denuncias por daños ya se pueden realizar en la página web de la (Dirección de Agricultura y Contingencias Climáticas (DACC), ingresar en Toma de Denuncia por Contingencias. Allí debe completar los datos que se requieren , para que luego de terminado el periodo de toma de denuncia, un perito tasador vaya a la propiedad y evalúe los daños por contingencia, el cual se encuentra habilitado para completar el formulario.

Asimismo, si algún productor no pudiera ingresar y completar los datos puede comunicarse con la oficina de la Dirección de Desarrollo Económico del Municipio, al número de teléfono 2622-400951.

Desde el área de Desarrollo Económico, solicitan que esta denuncia se realice a través de los medios mencionados, para que los damnificados no deban presentarse personalmente en la oficina, y de esta manera evitar la circulación de personas y cumplir con el necesario aislamiento social, preventivo y obligatorio ante el flagelo del coronavirus.