En la provincia hubo 180 procesados por realizar eventos de este tipo.

El pasado fin de semana, fue el primero con las nuevas restricciones en la provincia. A pesar de el pedido sobre cuidar la salud, en Mendoza hubo unos 180 procesados y poco más de 20 denuncias por fiesta clandestinas.

Durante el fin de semana se interrumpieron 8 fiestas clandestinas, desde el Ministerio de Seguridad informaron que en el Gran Mendoza se denunciaron unas 6; 2 en la zona este; 2os en la zona sur y otras 3 en el Valle de Uco. En algunos casos se llegó antes de que inicien mientras que en otros llegaron a sancionar.

En Tupungato, un evento clandestino tenía lugar en un domicilio particular, al arribar personal policial al lugar, recibió agresiones cuando se intenta el cese de la actividad. Como resultado, aprehendieron a los agresores.