Investigan el hecho.

Dos hermanos debieron recibir atención médica debido a la supuesta ingesta de cloro. Un llamado al 911 alertó sobre lo ocurrido, dando a conocer que una adolescente presentaba ahogamiento en una vivienda del Barrio Arcoiris.

Al ser asistida, se constató que podría tratarse de la presencia de cloro, por lo tanto su hermano también debió ser observado por profesionales ya que habría bebido de la misma botella.

Ambos fueron atendidos en el Hospital Las Heras, y se encuentran fuera de peligro. Transcendido el hecho se elevó a la Oficina Fiscal para investigar lo ocurrido bajo la carátula «lesiones culposas».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí